Guerra entre empresarios chinos de telefonía móvil

 

La situación del mercado de telefonía móvil está sufriendo cambios en los últimos años debido a la guerra de precios que está teniendo lugar en China.

Xiaomi es, sin lugar a dudas, la empresa más comentada y la principal responsable de esta guerra. Es en 2012 cuando aparece dicha marca, marcando un punto de inflexión en el negocio de teléfonos móviles. Probablemente sea su bajo precio la característica más destacada de la marca, llegando incluso a ocasionar una gran competencia, tanto a nivel nacional como a nivel mundial y afectando a grandes multinacionales como Apple.

La guerra de la que estamos hablando tiene su origen precisamente en el ámbito económico. Y es que la ambición juega un papel determinante en los negocios.

Tras el lanzamiento al mercado de un nuevo Smartphone, el equipo directivo de Xiaomi, con Lin Bin en cabeza como presidente, ha anunciado “no superar nunca el 5% de beneficio en la venta de sus productos.”  Esta promesa ha desencadenado una oleada de protestas por parte del resto de empresarios del mismo sector.

Xiaomi es la empresa fabricante de teléfonos móviles que menos gana con su negocio, es decir, apenas obtiene beneficio con la venta de cada terminal. Además, a veces el precio de venta es igual al precio de coste; cosa que es prácticamente impensable para otras grandes empresas.

Según un estudio realizado recientemente sobre el beneficio que obtiene cada fabricante de teléfonos móviles por unidad vendida, Apple se corona en la lista como empresa con más beneficio y Xiaomi se coloca en último puesto, ganando menos dinero que cualquier otra marca mundialmente conocida.

  • Apple: 155 dólares de beneficio por unidad vendida
  • Samsung: 31 dólares de beneficio por unidad vendida
  • Huawei: 15 dólares de beneficio por unidad vendida
  • Vivo: 13 dólares de beneficio por unidad vendida
  • Xiaomi: 2 dólares de beneficio por unidad vendida

Teniendo en cuenta estos datos, Xiaomi “obliga” a otras marcas a bajar sus precios, ocasionando pérdidas que no estaban dispuestas a asumir. Además, la reciente empresa china ha barajado la posibilidad de ofrecer beneficios a los clientes en caso de rebasar el 5% de beneficios que mencionábamos anteriormente.

Los beneficios de Xiaomi se han incrementado considerablemente y han superado a otras marcas que llevaban mucho más tiempo en el mercado. Del mismo modo, el cliente ha depositado su confianza en la marca china. No hay duda de que los fabricantes de esta marca han ampliado su negocio en todos los ámbitos. Además de obtener enormes beneficios, pese a su reducida cifra de ganancias por unidad vendida, Xiaomi ha pasado de tratarse de una empresa que solamente realizaba ventas por internet y carecía de medios publicitarios, a anunciar la apertura de unas 1000 tiendas físicas para la comodidad de todo tipo de clientes.

Xiaomi prevé una ampliación de capital de uno 10.000 millones de dólares; sin embargo, la escasa demanda que existe en la actualidad ha afectado al número de ventas, ocasionando pérdidas económicas. Se trata de una lucha entre todas las empresas de telefonía móvil para alcanzar mayores beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *