¿Por qué explotan las baterías?

¿Por qué explotan las baterías?

Dado que vivimos en la era de las tecnologías, cada vez es más frecuente escuchar que las baterías de los móviles explotan. Es posible que el caso más comentado sea la explosión de baterías de la marca coreana Samsung Galaxy Note 7, pero no es el único modelo que sufrió la explosión de su dispositivo. La reciente competencia china Xiaomi también lo ha experimentado en varios de sus modelos (Mi 4c, Redmi 2A o Mi 5) e incluso Apple en modelos anteriores a Iphone.

Estas explosiones fueron debidas a fallos de fabricación, ocasionando numerosas consecuencias tanto para la empresa como para los clientes. Las consecuencias económicas fueron inevitables, puesto que los fabricantes tuvieron que retirar sus dispositivos, ocasionando grandes pérdidas de dinero y confianza.

Pero también se pueden ocasionar explosiones en la batería del teléfono móvil por otros motivos. A continuación, te explicamos algunos de ellos y también algunos trucos para evitar que pase con tu Smartphone.

 

COMPOSICIÓN

Es importante recordar que las baterías de los teléfonos móviles, ordenadores y otros dispositivos electrónicos están compuestas principalmente de litio. Este material permite un gran almacenamiento de energía que garantiza un buen funcionamiento del dispositivo.

Las baterías de litio liberan poco a poco la energía que contienen al dispositivo. Para ello, la propia batería cuenta con un mecanismo regulador que permite que la energía no se libere de golpe. El problema llega cuando ese mecanismo regulador falla y la energía se dispara, provocando un sobrecalentamiento o un cortocircuito que hace que la batería explote.

Se está investigando la fabricación de nuevas baterías más seguras y duraderas, formadas con diferentes materiales y posiblemente en estado sólido.

 

CAUSAS DE LA EXPLOSIÓN

Debemos cuidar y proteger las baterías de nuestros teléfonos móviles si queremos evitar que éstas exploten, siempre y cuando no se trate de un fallo de mecanismo o de fabricación, como ya hemos mencionado anteriormente. La mayoría de las veces, las baterías se dañan por un mal uso de nuestro dispositivo. Es bastante frecuente que se produzca la explosión por un calentamiento excesivo que sin querer muchas veces provocamos nosotros mismos.

  • Utilizar mientras carga

Todos nosotros usamos el teléfono móvil mientras está cargando, a pesar de saber que los fabricantes lo desaconsejan por completo. Lo que ocurre cuando un aparato está cargando es que se va calentando, al tiempo que se calienta por su uso. Esto produce un sobrecalentamiento del dispositivo que, tras repetirse constantemente, daña la batería.

  • Cargadores no oficiales

Una vez más ignoramos las recomendaciones de los fabricantes utilizando cargadores de otros dispositivos móviles. El cargador original de cada teléfono está adaptado y es compatible con los estándares de un dispositivo concreto, pero nos confiamos porque el mismo cargador nos sirve para cargar varios teléfonos diferentes.

 

  • Cargadores de coches

Muchos de los cargadores de coches que compramos no son oficiales y no están homologados ni adaptados a los estándares energéticos de cada teléfono. Esto puede provocar sobrecargas, por lo que es aconsejable utilizar siempre el cargador original y oficial de cada modelo, aunque se trate de la misma marca.

 

  • Baterías dañadas

Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de baterías viejas o con algún daño previo. Es importante que la batería sea nueva y original para evitar posibles daños tanto en la propia batería como en el dispositivo. De la misma forma, debemos prestar atención a la parte externa de la batería, puesto que la carcasa debe adaptarse en su totalidad al terminal al que pertenece.